SN+ Conexión Nicoleña

Plataforma informativa multimedio. Desde San Nicolas de los Arroyos, Provincia de Buenos Aires

Noticias Locales Salud

FUMIGACIONES EN LA CIUDAD: ¿QUÉ ZONAS FUERON TRATADAS?

La Municipalidad de San Nicolás continúa trabajando en la prevención del contagio del dengue con el objetivo de que todos los nicoleños tomen las medidas necesarias para evitar la proliferación del mosquito transmisor.

En las últimas semanas se fumigaron diferentes barrios de la ciudad donde había casos sospechosos como parte de las acciones para prevenir los contagios. Algunos de los barrios fumigados son Ginés García, San Francisco, Don Bosco, La Emilia, Don Miguel, La Loma, Las Viñas, Colombo, Parque Córdoba, entre otros.

Se recomienda que los vecinos de estos barrios con peligro de brote utilicen repelente cada 3 horas (principalmente zona bajas de las piernas y tobillos) pantalón largo y medias.

«Es importante que los nicoleños tomen conciencia sobre los riesgos que existen si no eliminan el agua que se acumula en los recipientes. Nosotros no podemos ir casa por casa a eliminar los criaderos, por eso les pedimos a todos los vecinos que nos ayuden», expresó el Director de Salud Animal y Vectores Gastón Canevaro.

El Dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito pica a una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra.

Es por eso que todos los nicoleños deben tomar las medidas necesarias para eliminar los criaderos del mosquito, es decir, todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados.

Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan de modo frecuente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o cambiándoles el agua cada 48 horas (floreros, bebederos de mascotas).